sábado, 16 de abril de 2011

Regreso a la alta gama



PUNTA DEL ESTE.- Renault presentó en esta ciudad el flamante Latitude, una berlina grande y elegante que establece el retorno de la marca del rombo al segmento de alta gama, en el que no estaba presente desde hace tres años, tras el cese de la importación del Laguna.
Además, esta vez no hubo que esperar mucho para conocerlo. El Latitude se presentó en el Salón de París de 2010 y está a la venta en Europa desde enero de 2011. Es más, el Latitude, junto con los recientemente lanzados Mégane III hatchback y Fluence (sedan) Renault, afianza su oferta de automóviles de alta tecnología y confort en los segmentos mediano y grande.
La gama que se comercializa (ya está a la venta) en la Argentina cuenta con dos versiones que difieren en la mecánica y el nivel de equipamiento. Así, el modelo de entrada de gama es el Latitude Dynamique 2.0 de 16 válvulas y 143 CV de potencia (el mismo propulsor que utilizan el Fluence y el Mégane III), mientras que el modelo full es el Latitude Privilége 3.5 V6 de 240 CV. El precio del primero es de US$ 36.500, en tanto que el V6 cuesta 46.500 dólares. La garantía es de tres años o 100.000 kilómetros, lo que se cumpla primero.
Video: Renault Latitude, el lujo del rombo (Gentileza Renault)
Espacio para todos
El Renault Latitude es una berlina tricuerpo de amplias dimensiones. Tiene una longitud total de 4897 mm por 1832 mm de ancho y 1483 mm de altura. Estas dimensiones permiten una distancia entre ejes de 2762 mm, lo que redunda en una de las grandes virtudes del modelo: amplio espacio interior, tan cómodo para los pasajeros delanteros como para los traseros. El baúl, con 477 litros de capacidad, también es muy amplio.
En lo que se refiere a la estética, el Latitude se distingue por su capot largo, el lateral en forma acuñada y el logrado remate de la sección posterior, siempre difícil en un vehículo de tres volúmenes.
Como se dijo, el habitáculo se caracteriza por su amplitud y luminosidad, esto último gracias al gran techo panorámico, con comando eléctrico, que cubre prácticamente toda la superficie superior. La calidad percibida y de los materiales también es de alto nivel, lo que se suma a un equipamiento generoso.
La versión Dynamique ofrece de serie, entre otros elementos de seguridad y confort, airbags frontales, laterales y de cortina; sujeciones Isofix traseras; butacas delanteras calefaccionadas; audio modelo 3D Sound by Arkamis (con radio, CD y puertos USB y auxiliar); climatizador automático bizona; regulación eléctrica en el asiento del conductor, y tapizados de cuero. En cuanto a los elementos de ayuda a la conducción, el Latitude Dynamique incorpora control de estabilidad y tracción, ABS, distribución de frenado (EDB) y ayuda al frenado de urgencia (AFU), además de control de la velocidad de crucero, sensores posteriores de estacionamiento, sensor de lluvia y encendido automático de luces.
Además, la versión Privilége (full) agrega llantas de 17" (las del Dynamique son de 16), detector de la presión de los neumáticos, freno de mano eléctrico, asiento del conductor eléctrico con memoria, faros direccionales y navegador satelital Carminat Tom Tom integrado, entre otros elementos.
Mecánicas modernas
En cuanto a la mecánica, como se dijo, el Renault Latitude ofrece dos mecánicas nafteras. Sin opción diésel (política que siguen varias marcas), que, según las estadísticas, bajó un 20% en los últimos años.
El conjunto mecánico de la versión de entrada de gama está compuesto por el motor M4R de 4 cilindros en línea; 16 válvulas; 2.0 DOHC, que entrega una potencia de 143 CV, y un torque máximo de 191 Nm (19,5 kgm), que se combina con una caja de velocidades manual de 6 marchas.
Por su parte, el modelo Privilége está equipado con un motor V6 de 3.5 litros de cilindrada, que entrega una potencia de 240 CV y un par motor de 316 Nm (32,2 kgm), más caja automática-secuencial de 6 velocidades.
Esta mecánica y el amplio equipamiento resultan lógicos para competir en un segmento donde debe enfrentar una doble competencia. Por un lado, los alta gama de origen europeo (Volkswagen Passat, Ford Mondeo, Peugeot 407 y Citroën C5) y por otro, los que provienen de Japón (Toyota Camry, Honda Accord, Nissan Teana).
Este segmento tuvo en 2010 un volumen de 2041 unidades. De ellas, el 49% tenía motor naftero, 15% V6 y 36% diésel. El líder fue el VW Passat con 804 vehículos (416 nafteros, 91 V6 y 297 diésel).
Confort, calidad, un andar suave y cómodo. Mecánicas modernas y de alta tecnología se conjugan para que el Renault Latitude constituya una muy buena opción en el segmento de alta gama.
Gabriel Tomich

No hay comentarios:

Publicar un comentario